Contacto:

Contacto : wanko@hotmail.es

domingo, 18 de abril de 2010

Padre



En Santa Cruz


fue tu primer llanto.



El viento


te movía el pelo


mientras soñabas


con una vida mejor,


con discursos


de Freí en la retina


robabas un membrillo


del árbol de la esquina,


y en casa


la mamá Regina


te esperaba


con el plato de comida.



/-----------------------------------



Mordiste el anzuelo


con carnada de manzana


de la mujer que ahora


está en tu cama


y acompaña.



Te enamoraste


bajo la lluvia cálida,


caminando en una línea de tren.



De quien es hoy es mi madre


por quien muchas veces


lloraste y perdonaste.


/------------------------------------



Te subiste a un volantín


y volaste.



No esperaste el destino…


Entre los desatinos


de hermanos con vinos


amargos,


que ahora para ti son


dulces recuerdos.



Hay que saber perdonar,


para poder amar.



Y si ahora lloras,


es de felicidad.




Yo te regalo de postre


duraznos con crema.



Me salvaste del frío


y del mal abrigo.



Ahora somos amigos.



Aunque no este contigo…


Yo voy en un volantín,


que lleva tu hilo.











2 comentarios:

Abdoul Hakime Goul Djounoubi عبد الحكيم گل جنوبی dijo...

Las ciudades
de nuestras vidas
Son las rotas de nuestro vivir
y de ilusiones perdidas.

Las ciudades en que nos conocemos
Son las que nos separan
Y que miran nuestros sueños
Y saludan los ensueños.

:::::::::::::::::::::

Muy lindo tu blog. Saludos de Brasil. Hasta pronto.

Alejandra del Río dijo...

Un hermoso y sugestivo retrato de tu padre, volveremos a él.