Contacto:

Contacto : wanko@hotmail.es

martes, 11 de noviembre de 2008

III (Inedito, Primer Libro)


Ahora te vas, que estoy bien.
Ahora te vas, que muero por ti.
Ahora te vas, que ya nos hemos amado.


¿Ahora?


Ahora te vas…


Ahora, que Santiago te besa la espalda
Y todas las luces, son mis ojos
Y la pared mis ansias.


¿Ahora te vas?


Ahora…


Un silbido de transeúnte,
Rompe el silencio de la despedida,
De nuestras miradas.
De nuestras caras de final.


En los latidos de mi corazón,
Se pierde la sensación de la vida,
Pasando por el rincón de los pensamientos.


En tu mirada, tus pupilas se abren…
Y tu vista se aleja de mi
Como cuando me voy
Y dejo carreteras andadas.


Con tu silencio,
Con tu agobio a un cambio y a mis palabras,
Malgastas el último momento.

En los latidos de mi corazón..
Se pierde la sensación de la vida,
Pasando por el rincón de un sentimiento.

2 comentarios:

Consuelo dijo...

Me encantó!!, pese a que hablar y vivir las despedidas, es algo tan cruel. La cosa es que hablas de una manera tan sencilla y profunda a la vez del tema, que me parece fasinante..."en los latidos de mi corazón, se pierde la sensación de la vida, pasando por el rincón de un sentimiento...."fabuloso"!!.. me hiciste divagar, como lo haces la mayoria de las veces.
Te felicito!!
Un gran beso

Rocio dijo...

Visito tu blog como lo prometi, ese "ahora te vas" que hiela el sudor y rompe el hechizo, que hiere en el alma vulnerable de dos que se amaron.
Lindos versos chile.
Rocio, de Baires.