Contacto:

Contacto : wanko@hotmail.es

jueves, 21 de octubre de 2010

Michu



He tenido un hijo

Sólo se que lo tuve

Y lo he perdido.


No hubo vientre

Ni mi semen

Ni penetración

De mi pene.


Sólo se

Que he

Tenido un hijo

Y lo he perdido.


Llegó un día

Y me hizo

Jugar al padre:


Me llevó

Al parqué

Donde hay

Un resbalin

Que llega al cielo

Con un columpio

Que en vez de cadenas

Los sostienen

Las estrellas.


He tenido un hijo

Sólo se que lo tuve

Y lo he perdido.


No hubo vientre

Ni mi semen

Ni penetración

De mi pene.


Llegó un día

Con sus dos ojos

Y sus dos brazos

Con su cuerpo

Para mi abrazo.


Para reír

Y llorar

En mi regazo.


Lo he perdido

Pero aun

Lo recuerdo.


Vida por qué me lo quitaste!!!


¿Es gracia la tuya

Enfadarme?


¿Querías verme triste?


No lo conseguiste:


Yo tuve un hijo

Y en mis brazos

Fue mi niño.


Con mis

Manos

Hice su nido.


No como tu,

vida?

Palpitante

Rotante

O como quieras

Infartarme.


Tú:


¿Has tenido un hijo?


¿Lo recuerdas?


Vida!!!


Tú no tienes vida.


Aun así


Te siguen llamando


Y eres vida.


Tic, Tac.


Tic, Tac.










4 comentarios:

Felipe dijo...

La vida tiene muchos hijos, pero la mayoría son bastardos.

Un saludo.
Te dejo un enlace: www.voox.com busca poetas en el aire y luego Felipe Boluda

Saudade dijo...

La vida dando y quitando hijos...
Me estremeció...

Ana Rosa Bustamante dijo...

Ciudad desconocida

Con los párpados secos entré a esta ciudad desconocida,
cuando
emerjo del silencio y de la paz debajo de mis huesos
fuera la funda de la luna entre los túneles del metro
para no asfixiarla,
y me esperó,
y me buscó en las luminosas sombras de las amplias
calles con su antiguo diseño,
nos sentamos la cerveza y su buen humor
abren las calles para que las recorra
entre siluetas errantes,
ya más confiada,
su mano es una flor segura
que se nutre en el sudor de mi frente.
La ciudad desconocida comienza a sonreír,
mis axilas se secaron,
la angustia asedó mi faringe,
y yo lo abrazo agradecida,
con ternura,
casi con pasión.

Ana Rosa Bustamante dijo...

Hermoso poeta, Francisco. Te dejo un poema inspirado en el temor de la ciudad de Santiago por esta provinciana cuando cuando te conocí personalmente en la estación Los Héroes, luego de nuestra conversación del largo tiempo en la red. Mi cariño y admiración por tus poemas citadinosamorosos sencillos, pero transcendetes.

Ana Rosa


te invito a mi blog

http://negrachucara.blogspot.com